Texto del Historiador Bernardo Mundina. Castellón 1873.

Lugar situado al pie de una colina en la margen derecha del río Sonella, distante 22 km de la capital en el partido judicial de Nules y diócesis de Tortosa, con 285 habitantes. Tiene 92 casas de regular fábrica, distribuidas en calles estrechas y tortuosas con mal piso, a pesar de ser llanas: tiene tres plazas, la Mayor, del Carmen y el Horno. Su escuela está dotada con 300 pesetas anuales; tiene una iglesia dedicada a Santa Ana, aneja a la de Tales, cuyo cura celebra una misa los días de precepto, antes de la conventual que la dice en la parroquia de Tales; este cura pasa a administrar los sacramentos en todos los casos de necesidad.

El templo es de orden dórico, de una nave y pobremente alhajado, tiene una torre con una campana y sirve de sacristán y campanero el último que se se casa.

En las afueras del pueblo hay una fuente de buenas aguas, que sirve para los usos domésticos de los vecinos, su terreno está incluido en el término de Onda, de cuya villa es aldea, distando de ella sobre 2 kilómetros. 

Pasa por dentro del pueblo un camino carretero que desde Onda conduce a Tales; los demás caminos son vecinales y de herradura.

Clima y dialecto, como en Tales.

Escudo de armas, el de España.

Costumbres.– El día de Pascua por la mañana sale el señor en procesión y la Virgen le sale al encuentro, va esta imagen cubierta con un manto negro y al llegar frente al Señor, las mayoralesas de la Virgen de los Dolores, que siguen a la Virgen sirviéndola como camareras, le quitan aquel manto de luto y aparece vestida de gala.

Las jóvenes que como se ha dicho acompañan a la Santísima Virgen, van vestidas a la antigua, con trajes de labradoras, guardapie de preciosa tela de seda y pañuelo de randa bordado de oro fino.

Historia.-  Esta población fue fundada por los moros, conquistando aquel territorio el rey D. Jaime I de Aragón fue dada a los cristianos que poblaron la villa de Onda, los cuales entregaron esta pequeña población y la de Tales a los moriscos que quedaban en aquellas inmediaciones, obligandoles a pagar las perchas y cargas vecinales, como vecinos de dicha villa, estando la administración de justicia a cargo el alcalde de Onda, el cual nombraba un teniente pedáneo que obedecía sus órdenes al frente de aquellos arracenos. En el año 1616, cuando la expulsión general de los moriscos de España, fueron sus casas y demás propiedades entregadas a los cristianos, que nuevamente la poblaron.

En el año 1837 se hallaban de paso algunos oficiales carlistas, que se dirigían a incorporarse en el ejercito de Navarra y sorprendidos por unos pocos caballos de una partida de movilizados de la reina, fueron cruelmente acuchillados dentro de Artesa y en sus afueras. 

Edificios, viviendas, albergues contenidos en la villa y su radio:

Edificios que son de un piso  24

                                   dos pisos 30

                                   tres pisos 51

                       más de tres pisos  4

Barracas, cuevas, chozas…       2

De estos hay habitados constantemente 69

                                      temporalmente    1

                                      Inhabitados       41

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic sobre el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
INICIO