TARTA DE MORAS

 

Tiempo de moras, el final del verano nos trae moras silvestres,…

A través de vespertinos paseos por el campo en el final del verano podemos recoger moras, con ellas hacemos mermeladas, tartas, o también… comérnoslas mientras las recogemos, que delicia, explosión en la boca, el sabor dulce de la  fruta silvestre, algo indescriptible y como no irresistible, eso sí, hay que ir con mucho cuidado de no pincharse.

Bueno,   de aquellas que logramos guardar en la cesta se puede hacer una mermelada casera y también una de estas tartas, después de la cena, ya puede ser saboreada y “sin horno”.

Una tarde mágica para los niños y también muy educativa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic sobre el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
INICIO